1- Antes que nada, por si hubiese algún despistado, ¿quién es CARETAKER y cuál es su experiencia en el mundo del wrestling?

Antes de nada, querría dejar claro un asunto: la situación de RIOT Wrestling es lo suficientemente delicada como para poner al mando a personajes o individuos con caretas. No me malinterpretéis, lo que quiero decir con esto es que por mucho que yo quiera que conozcáis a Caretaker no va a servir de nada. Caretaker es historia.

Lo que me interesa es que se conozca al futuro comprador de RIOT Wrestling: Marko A. Correas. Conocí el “pressing catch” en TeleCinco y que pese a que no perdí ocasión de seguirlo en sus diferentes formatos y/o etapas (CMLL en Galavisión, WCW también en TeleCinco, WWE en Cuatro…) he tenido mayor “contacto” con el wrestling a través de los videojuegos. He tenido más interés en jugarlo, o más bien estudiarlo, que en verlo.

Posteriormente, y con el paso de los años, tras pasar por un par de webs de wrestling, pude conocer de la mano de la Triple W la lucha libre por dentro, ya no sólo sobre el ring, sino de lo que se cuece “entre bambalinas”. Tras un par de años, pasé a formar parte del equipo organizativo a base de trabajo y tener los pies en el suelo.

Y tras mucho trabajo de “oficina” me puedo sentir muy orgulloso de la labor realizada tanto a nivel organizativo como de “booking” esta última temporada. Cuento con un gran equipo y el trabajo bien hecho da sus frutos. Por algo me llaman “Presidente” en petit comité. (Risas.)

 

2- Bien, vamos por faena: ¿Cuál es tu visión de cómo debería ser RIOT Wrestling? ¿Qué objetivos te gustaría cumplir?

RIOT Wrestling debe ser un lugar donde todos los luchadores españoles quieran estar y para hacer eso posible no hay que tomar referencias de nadie. Alguien podría pensar que por mi experiencia en la Triple W seguiré el mismo modelo de gestión.

Pero el buen administrador es quien se adapta a las circunstancias, no el que llega cual elefante en una cacharrería y pretende cambiar todo a su gusto personal. Yo no voy a vender humo, yo quiero conocer cuáles son los activos de RIOT Wrestling. Qué quieren sus luchadores, qué quiere su público y manejar eso en beneficio de RIOT, no del mío propio.

En definitiva, cuidar el wrestling, no maltratarlo, no vender ilusiones ni tratar a los luchadores como ganado. Ser realistas. No tener miedo de subir luchadores de la RIOT Academy. La experiencia se gana en el ring y los shows son los que son. No hay “house shows” en los que hacer pruebas. Si le das la confianza a los chavales, ellos te la devuelven duplicada.
Crear un sentimiento de pertenencia muy arraigado y de ese modo dar el último aliento por RIOT

 

3- Respecto a la plantilla, ¿Efectuarías muchos cambios? ¿Qué luchadores tienen que cambiar de gimmick o estatus?

La plantilla puede estar tranquila pero que nadie se acomode. Hay que sacar a todos de su “zona de confort”. Arriesgar con nuevos luchadores que suban de la RIOT Academy. Estudiar a fondo qué pueden aportar, quien tiene ese plus de carisma, que a lo mejor pueda suplir otros atributos más “verdes”.

La gente quiere ver luchadores que les emocionen, y eso, sin carisma, por muy bueno que seas, es difícil de lograr. Hay que conseguir que el luchador más experimentado tenga tantas ganas de luchar con un rookie que las que pueda tener con ese rival con el que tantas y tantas veces se ha enfrentado.
Ayudar a crecer a los novatos debe ser esencial, porque sólo de ese modo se ampliará el roster y la calidad del mismo, y de este modo, un sinfín de retos se pondrán por delante de cada uno de ellos.

RIOT tiene un potencial enorme, pero mal encauzado. Cierto es que no se puede luchar contra las lesiones, pero esto es wrestling, en nuestra mano está hacer creer al público que hasta el último rookie en debutar puede ser campeón.
En cuanto a los gimmick hay que darles el verdadero valor que tienen. En España no se puede ir “fichando” grandes físicos, sino que hay que adaptar a los chicos que vienen y encontrar ese “otro yo” que les revalorice sobre el ring.

 

4- Han sido muchos los aficionados y seguidores que han mostrado su preocupación respecto a que lo que el traspaso de poderes puede significar para su espectáculo favorito… ¿Qué mensaje tienes para ellos?

El mensaje es de tranquilidad. RIOT será lo que ellos quieran que sea. Que nadie venga aquí a vender motos, no hay show grandes ni pequeños. El wrestling en España está al alza, y eso es gracias a las escuelas nacionales como RIOT, SPW o Triple W.
Con unos buenos cimientos y los que han trabajado poco a poco.

Y eso, al fin y al cabo, el público lo premia. El comprador de RIOT debe ser sensato, y tener una idea muy clara de la realidad del wrestling en España, fomentar la cultura de wrestling, y deberá actuar de manera responsable con los activos que proporciona RIOT Wrestling.

 

caretaker4

Caretaker en una imagen de archivo de La Triple W.